sábado, 2 de julio de 2016

Preguntando a Svetlana Aleksiévich, Premio Nobel de Literatura 2015


 ¿Revitalizará su Nobel el interés de los medios por el relato humano, de la gente común, por el periodismo narrativo? ¿Tiene algún consejo para los medios?, le pregunté a Svetlana Aleksiévich durante su conferencia en el Espacio Fundación Telefónica el pasado 17 de mayo.

— Me gustaría que esto sucediera. Pero no sabemos qué va a pasar. El libro La guerra no tiene rostro de mujer lo publicaron fuera de Rusia porque en allí lo consideraban pacifista y naturalista. Lo publicaron en China donde eran famosos los batallones femeninos, muy guerreros. Me impresionó mucho que este libro lo leyeran estas mujeres. Mi maestro Ales Adamovich decía que aquello que escribimos, una vez escrito, ya está fuera de nuestro control, se lanza a la vida y no sabemos qué vida va a tener. Ninguno lo podemos predecir. Lo único que tenemos que intentar es estar siempre al lado de la gente, tenemos que apoyar a la gente, apoyar el amor, lo humano, y no podemos ir más allá. Hoy es absolutamente inútil intentar pronosticar el futuro. El futuro siempre va a ser más complejo de lo que lo imaginamos, me respondió la Nobel. 



sábado, 9 de enero de 2016

Alfonso Armada y su victoria en la guerra de Bosnia

Sarajevo (Alfonso Armada)
He leído y releído estas navidades el libro Sarajevo. Diarios de la guerra de Bosnia, de Alfonso Armada. Un libro que recopila sus crónicas publicadas en el diario El País entre el 19 de agosto de 1992 y el 26 de julio de 1993, consecuencia de tres viajes realizados por el periodista a la guerra de la antigua Yugoslavia, y los diarios personales que escribió durante estos viajes.

Y he tenido que releerlo porque si bien en la primera lectura he saciado mi curiosidad por conocer lo que en él se recuerda y cuenta sobre el conflicto, he sentido la necesidad de enfrentarme al texto en un segundo momento para detenerme en las reflexiones que esta obra aporta sobre el ejercicio de la profesión. Y no me refiero solo a las circunstancias en las que los periodistas desarrollan su trabajo cuando cubren conflictos bélicos (relaciones con sus medios, riesgos vitales, relaciones con sus fuentes, dificultades de acceso a la información, búsqueda constante de la realidad que refleje la dimensión de lo que pasa y el modo mejor de hacerlo) sino a esas otras cuestiones que a veces atormentan a los buenos periodistas: por qué y para qué escribir.

Los textos que Armada recopila en este libro han sido escritos con objetivos diferentes: informativo y público, en el caso de las crónicas publicadas en El País; personal y privado, en el caso de los diarios. Y, ahora, al publicarlos conjuntamente, se logra establecer un dialogo entre ambos que arroja un sinfín de preguntas y sugiere alguna respuesta.

Las preguntas las encontramos sobre todo en las entradas del diario del periodista que duda sobre su papel en esa guerra, que no oculta su rabia y frustración, que ansía comprender (“no consigo entender qué es lo que ocurre en este país”), que reconoce sus limitaciones para reflejar lo que ve (“palabras que no dicen todo lo que ocurre”) y que se pregunta por el sentido de lo que hace. La respuesta emerge cuando sus notas se convierten en los relatos de tantos y tantos nombres que aparecen en sus crónicas, convertidas ya en testimonios imborrables para la historia.

¿Para qué escribir?, se pregunta reiteradamente Armada a lo largo de estas páginas. “Escribir no es un alivio, no sirve para nada. Pero escribo contra el olvido del mundo y contra mi propio olvido”.

Los relatos de Alma, Gabriela, Edo, Lidia… y tantos y tantos otros... Esa fue la pequeña gran victoria de Alfonso Armada en la guerra de Bosnia.





domingo, 13 de septiembre de 2015

El nuevo Nuevo Periodismo norteamericano: innovación en técnicas de inmersión

Lectura de verano / Rosa de Bustos
La Universitat de Barcelona ha publicado recientemente en español el libro El nuevo Nuevo Periodismo, que Robert S. Boyton publicara en el año 2005. La obra forma parte de la colección Periodismo Activo, que dirige el profesor Roberto Herrscher en la editorial de dicha universidad.

He leído y releído durante este verano esta obra de 438 páginas a la que creo que volveré más de una vez porque en cada lectura descubro nuevos elementos del periodismo narrativo que practican los periodistas norteamericanos. En este caso, diecinueve de los mejores nuevos nuevos periodistas: Ted Conover, Richard Ben Cramer, Leon Dash, William Finnegan, Jonathan Harr, Alex Kotlowitz, Jon Krakauer (cuya entrevista íntegra ha difundido la revista FronteraD), Jane Kramer, William Langewiesche, Adrian Nicole LeBlanc, Michael Lewis, Susan Orlean, Richard Preston, Ron Rosenbaum, Eric Schlosser, Gay Talese, Calvin Trillin, Lawrence Weschler y Lawrence Wright.

Las entrevistas a las que el autor somete a estos diecinueve escritores de relatos de realidad -“contadores de historias” como muchos de ellos se refieren a sí mismos-, en las que cada autor revela su método de trabajo, constatan lo que Robert S. Boyton anticipa y afirma en la introducción de la obra, que las innovaciones del nuevo Nuevo Periodismo norteamericano se han producido en el reporteo, más que en el lenguaje o la forma de contar las historias.

En este sentido, atrapa la descripción de la inmersión que estos periodistas hacen en sus historias antes de escribirlas: la búsqueda de los temas, sus técnicas de reporteo (proceso que diferencian de la fase de investigación y documentación en bibliotecas, textos académicos, estadísticas, periódicos locales, expertos, …), la forma en la que acceden a sus protagonistas, cómo les convencen para que les permitan escribir sobre sus vidas, la obsesión por la comprobación de los datos o sus reacciones cuando se ven implicados en las historias… Atrapa escucharles contar cómo vencen su resistencia a reportear, a meterse en vidas ajenas y a escribir… Pero sobre todo atrapan las confidencias sobre las historias que no salen, las que se abandonan porque se simpatiza demasiado con los personajes o las que salen aunque se sienta empatía con los victimarios.

En estas páginas, en las que se aborda el debate terminológico (nuevo periodismo, periodismo narrativo, no ficción, …) y se reflexiona sobre el objetivo de esta forma de periodismo y de su futuro, se expone además la capacidad de crítica de estos reporteros consigo mismos, con sus colegas, sus editores y sus medios.

Y en estas páginas, en las que diecinueve grandes firmas del periodismo narrativo desvelan su mirada personal sobre la realidad y su estilo de investigación, reporteo y escritura, hallo dos ideas que me parecen concluyentes: que el periodismo narrativo permite el uso de más técnicas y recursos que la ficción (lo apunta Richard Preston) y que los reportajes del Nuevo Periodismo son resultado de la imprescindible colaboración entre los periodistas y los protagonistas de la historia (Talese los llama socios).

Una obra que deseo esté ya incluida en las bibliografías recomendadas de profesores de redacción periodísticas de las universidades españolas.



miércoles, 4 de marzo de 2015

Jordi Juste, director de la colección Reportajes 360º de Editorial UOC: “Los medios están cambiando pero la necesidad de textos profundos y rigurosos persiste”


Presentación tres títulos colección Reportajes 360º

REPORTAJES 360 grados es periodismo comprometido. Así presenta Editorial UOC esta colección que ha nacido con la intención de “recuperar la mejor tradición del género para explicar las aristas del mundo de hoy”. “Prestigiosos reporteros y profesionales de la comunicación, volcados en el proceso de investigación y redacción, explican en profundidad conflictos y temas actuales tratados con rigor y veracidad. Periodistas olvidados y recuperados: valientes, decididos, comprometidos, osados… Periodistas del presente y del futuro. Periodistas comprometidos. Periodistas de verdad”, añade.


P. En los últimos años han surgido varias editoriales privadas para publicar reportajes de largo aliento, un género que a juicio de algunos ha desaparecido de la prensa diaria, que parecía que era su medio ideal. ¿Qué ha llevado a una editorial universitaria a crear una colección y dar cabida en su catálogo a estos textos periodísticos?

R. Los medios están cambiando pero la necesidad de textos profundos y rigurosos persiste. Reportajes 360º es una plataforma para periodistas que quieren profundizar y lectores ávidos de textos rigurosos y bien escritos. La UOC da importancia a los estudios de comunicación y su editorial tiene que formar parte del nuevo periodismo.



P. Algunos medios están experimentado con el reportaje de largo aliento en Internet. Sin embargo, ustedes apuestan por el libro y en papel. ¿Por qué?

R. No olvidamos la importancia creciente de Internet, estamos ya y estaremos cada vez más. Pero en España muchos lectores todavía piden papel, y posiblemente será así durante bastante tiempo.



P. Los lectores de prensa diaria estaban acostumbrados a encontrarse largos reportajes en sus periódicos, suplementos y revistas. ¿Cómo se llega con el libro a estos lectores? ¿O es otro el público potencial de estos textos?

R. En el fondo el público potencial es el mismo, pero ahora hay que ir a buscarlo. Sin duda, uno de los retos más importantes es hacer que el lector sepa que existe un reportaje que merece la pena. Como colección, tenemos que darnos a conocer como garantía de calidad entre el público lector en general, y también ir a buscar a los lectores específicos de cada reportaje por el tema que trata.



P. Algunos países tienen una larga tradición en publicar periodismo, largos reportajes, en formato libro. ¿Cuál es la nuestra? ¿Empezamos de cero?

R. No empezamos de cero. Hay una tradición de periodistas que han dedicado una parte importante de su carrera a un tema y han terminado por publicar un libro. Y luego están los que han escrito mucho para dominicales u otros suplementos. Nosotros queremos ocupar un espacio que está entre esos dos formatos, más dinámico que el primero y más profundo que el segundo.



P. Se dice que muy poca gente está dispuesta a pagar por la información porque nos hemos acostumbrado a obtenerla gratis. ¿Cómo condiciona esta circunstancia la difusión de estos reportajes?

R. Es cierto que es difícil hacer que el lector pague. Tenemos que darle textos que valgan lo que cuestan y que no se puedan obtener gratis.



P. Dicen que desean abarcar estilos y temáticas muy diferentes pero ¿cuál será el denominador común?

R. Nuestros textos tienen en común el rigor y que están bien escritos. Los temas los proponen los autores. Queremos que escriban de lo que saben y les apetece. Es la forma de que se impliquen a fondo.



P. Han arrancado en noviembre de 2014 y ya han publicado nueve títulos. ¿Qué acogida han tenido las primeras obras?

R. Todavía no tenemos cifras de ventas pero la acogida en cuanto a repercusión en los medios ha sido muy buena.



P. ¿Cuántos tienen previsto publicar al año?

R. Treinta.



P. ¿Podría avanzarnos algunos de los próximos títulos?

R. De salida inminente: Archie Robertson tiene la palabra, cómo los escoceses dijeron no a la independencia; El sueño de Barcelona, ¿marca o modelo?; De la revolución al caracol, el zapatismo hoy. Y algunos más, todavía sin título definitivo: sobre la privatización de la sanidad en España; los curas progres de Vallecas; los yihadistas españoles; las ciudades europeas divididas por conflictos; la influencia del chavismo en España; el cambio en Cuba; la Ibiza de los ricos; la fractura de la sociedad palestina; la inmigración en Australia; sobrevivir al cáncer; la mutilación sexual de las mujeres africanas...



P. Dice usted que Editorial UOC no encarga los temas sino que son los periodistas los que proponen las historias que quieren investigar y contar. ¿Podría explicarnos cómo es el proceso?

R. Arrancamos escogiendo a autores que sabíamos que podían hacer un buen trabajo y les planteamos el proyecto para que ellos nos hicieran una o varias propuestas. Ahora mantenemos ese procedimiento, pero ya hay autores que se nos ofrecen, son ellos los que tienen la idea y buscan una editorial que los ayude a llegar a los lectores.



P. ¿Qué implica la elaboración de un reportaje que va a ser publicado en un libro? ¿A qué obliga? ¿Mayor exigencia? ¿Cree que esta opción favorecerá la mejora de la calidad del periodismo de la que el otro día habló Jill Abramson, ex directora del diario The New York Times, en Madrid?

R. En un reportaje en formato de libro la falta de tiempo ya no es una excusa para bajar el listón de la calidad. Si un texto no reúne las condiciones no lo publicaremos, aunque eso nos obligue a pasar algunos meses sin sacar novedades.


PIE DE FOTO. Los libros se presentaron anoche en el espacio UNE de la Librería Documenta de Barcelona. Intervinieron: el director de la colección, Jordi Juste; el director de Editorial UOC, Lluís Pastor; y los autores Carme Escales, Jesús Martínez y Carmen Giró.



lunes, 5 de enero de 2015

El reportaje perfecto (En Portada, TVE)

El 9 de enero de 2014, el programa En Portada de TVE sorprendió a los telespectadores con la emisión de “El reportaje perfecto”. Un programa especial grabado con motivo de sus 30 años en antena para “extraer el elixir del reportaje perfecto”, es decir, reflexionar sobre “cómo administrar todas las herramientas que nos ofrece el lenguaje audiovisual para lograr un único objetivo: que la narración sirva para mostrar la realidad”. El programa reunió en el Palacio de Cristal, ubicado en el parque de El Retiro de Madrid (“un símbolo perfecto para ilustrar el ajetreo mental que nos sacude mientras decidimos cómo contar una historia”), a tres periodistas con experiencias diferentes en el modo de narrar la realidad: Alfonso Armada, periodista de prensa; Rosa María Calaf, reportera de televisión; y Javier Reverte, escritor de libros de viajes. A ellos se unió, a través de una entrevista grabada, el nobel Mario Vargas Llosa. Una selección, a mi modo de ver, especialmente pensada para representar la confluencia de caminos de la que surge el reportaje mostrativo: periodismo, literatura, relato humano y técnicas y recursos con los que el hombre ha contado su historia a lo largo del tiempo.

sábado, 28 de diciembre de 2013

Periodismo narrativo en portada

Hace unas semanas releía los reportajes que Martín Mucha escribió en 2009. Entre ellos Con el albino que sería hombre muerto si vuelve a África. Lo público el suplemento Crónica de El Mundo el 2 de agosto de ese año. El domingo pasado, este diario llevaba a portada de nuevo la historia de este hombre, bajo el título de El cuento de Navidad del albino negro que llegó en patera. Periodismo narrativo en portada.

Portada El Mundo 22/12/2013
La repercusión del reportaje pudo seguirse en Twitter en el perfil del propio periodista (@Mart1nMucha). He aquí algunos ejemplos de cómo fue recibida la historia: